Selección poética de la psicóloga y locutora Ale Calixto

Literatura
julio 20, 2020

AVE DE CARROÑA

 

Te ostentas cual ave de alto vuelo
atravesando los espejos azules
y en la oscuridad
vuelas herido entre arboles
para vestir de claridad
la sombra que te acompaña.
Despliegas un falso porte
en tus alas ciertamente rotas,
atraes con el canto del gorrión
y un ficticio plumaje de pavo real.
Una vez con la presa en tus garras
te vuelves ave de carroña
despedazando la carne que te ama.

 

CANTO AL CAOS

 

Mi cielo es turbulento,
no cesa la tormenta
y colapso sin remedio
entre la ignorancia
de quienes me rodean.
No tengo miedo al desgobierno
ni a las fisuras de mi mente,
abrazo sin arremeter los desvaríos
que patean esta sosa lucidez.
Hace tiempo me despedazo
y le quiño a la esquizofrenia,
¿Qué hacer con el desespero
cuando no halla salida?
quizá pernocte en el delirio
para fumar otro ambiente
menos miserable. menos tirano,
Mi cielo es turbulento,
y no cesa la tormenta,
los encuentros con el fuego eterno
ya no son una amenaza,
porque hasta en el mismo infierno
susurra la poesía.
MI cielo es turbulento…
y no cesa la tormenta.

 

ESCRIBO

 

Escribo
para no arrancarme los ojos
con furia desmedida e incontrolable
y no incurrir en lo profano
al injuriar a quienes me dieron nombre.
Escribo
por necesidad de poblar las cavidades
de mi tortuoso árbol genealógico,
encauzar sus torcidas raíces
en alentadores versos.
Escribo
con la esperanza situada en la pluma
de soslayar la angustia de muerte,
para mitigar la implacable ansiedad
que mata deseos y troza ilusiones.
Escribo
porque de no hacerlo
deambularía entre paredes blancas
donde la cordura no existe
y los lamentos no tienen eco.

 

ENTRE CUATRO PAREDES

 

Estas paredes escuchan los sollozos
que sorbo en propiedad ajena,
aquí liberó el desasosiego
que amarro ante propios y extraños.
Hoy cuatros muros son los oyentes
silenciosos de inmensas frustraciones.
no discuten, no recriminan,
no cuestionan mis deshonras
ni las voluntades que he poseído.
Un estrecho territorio es ahora
mi confesonario sin penitencia,
el campo de batalla
donde disparó las maldiciones
que acalla mi temerosa boca.
Aquí soy todo y nada,
Luz y niebla, fuego y viento,
aquí en todos los rincones
me desordeno sin cautela.
Así, aislada de quien juzga,
abro el sótano donde residen
mis múltiples sombras
ante el mundo inaceptables.
En ningún modo estoy sola,
ahora se han vuelto costumbre
nuestras charlas en la mesa.

 

 

1 thought on “Selección poética de la psicóloga y locutora Ale Calixto”

  1. María de la Luz Carrillo Romero dice:

    Me encantó el poema escribo. Felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *