Sonetos eróticos de Abel Rubén Romero

Literatura
octubre 22, 2019

 

 

Carne en la mirada

¿Qué vana superficie nos convoca,
qué perdición nos llama en unos ojos,
qué llama nos encuentra cual rastrojos,
se prende a nuestro seso y lo trastoca?

¿Qué paso resquebraja nuestra roca,
qué haceres algodonan los abrojos,
qué palabra nos funde los cerrojos,
cabalga en nuestro pecho y lo desboca?

Es juego de la sangre alucinada,
vapor de un ardoroso colorido,
endeble monumento a la mirada.

Es todo que edulcora la alborada,
impulsa nuestro sueño desmedido
y yergue humanidad sobre la nada.

 

La verdad posible

 

Nuestra verdad posible tiene que ser invención, es decir escritura, literatura, pintura, escultura, agricultura, piscicultura, todas las turas de este mundo. Los valores, turas, la santidad, una tura, la sociedad, una tura, el amor, pura tura, la belleza, tura de turas.
JULIO CORTÁZAR

 

Oscilante, sinuoso es el camino,
de vaivenes colmado, de espesura,
una fiebre danzante, pura tura,
temblor que nos arroja sin destino.

Mentira enmarañada al desatino,
ramas ciegas que buscan en la holgura,
y aunque sueño sin fondo, ven altura
en las lindes del cuerpo cristalino.

Cuerpos encandilados del abismo
derrochan sus albores, su hermosura,
prendidos al fulgor de su espejismo.

Entre los siglos queman su locura,
clavan, sufren, gozan su atavismo
y besan sólo al fin la sepultura.

 

 

 

1 thought on “Sonetos eróticos de Abel Rubén Romero”

  1. Javier mejia zarazua dice:

    Lúdica y excitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *