CICLO DE LITERATURA PERUANA: Joan Viva

Literatura
mayo 12, 2020

CARPE DIEM

DEL AVERNO BACOS FAUNOS Y NINFAS

 

En la medianoche de brujas y

Descosidas, ninfas del asfalto

Tú descansas recostada en el farol

Virreinal que apenas con su flama

Anémica trata de alumbrar las calles

De esta Lima bastarda e infernal

Llena de pulgas, sarnas y piojos

Con taxistas salidos recién de presidio

Queriendo ganarse alguito con los

Ebrios parroquianos que van dejando las

Hojas manuscritas de sus vidas en cada

Esquina olvidada, llenas de charcos

Pestilentes cual espejos turbios que

Surgen sobre las aceras carcomidas y

Donde algunos incautos sin darse cuenta

Sumergen sus zapatos gastados.

 

Que diablos importa si ésta sucia

Ciudad nos cobija por algunas horas

Para dar nuestro último aletazo de vida

Ahogándonos en este hedor por algunos

Breves instantes mientras la otra

Sílfide nos llama para tomarse unos

Tragos de veneno y calmar la sed de sus

Entrañas carcomidas por la muerte

 

Mientras pasa el tiempo malgastado

Nos toca abrir las puertas del Infierno

La entrada es un peso y medio al

Averno con don satán y su larga cola roja

Sacando las cerbatanas bien helenas para hacernos

Eclosionar en el letargo inconsciente,

Mientras su comparsa diabólica de satén

De sonrisa maquiavélica nos abre las mil

Maravillosas delicias de su residencia infernal

Falta Kerouac y Bourrougs para incitarnos

Al tour del laberíntico camino del minotauro.

Los invitados vampiros de esa noche junto

A emos, metaleros, lesbis y otros

Alaban la gloria omnipotente

Del infinito libre albedrío.

 

Vamp

 

Has perpetrado mis sueños privados

blandiendo la espada mortal de tu deseo

oscureciendo mi primaveral alegría

robando mi odio desenfrenado

desatando los suaves cordones

que me atan a tus recuerdos

no sé hasta dónde soportaré

tanto desprecio y sopor de tu acoso

 

Deseo desaparecer de este inicuo

latigazo que me lacera día a día

desgarrando mis carnes doloridas

abrazándome con tu fuego asfixiante

de tu dominación insana

corruptora de almas núbiles

manipuladoramente exitosa

en tu malévola lascivia

vil mensajera del demonio

 

No me das temor y si te odio

con el más fiero de los desprecios

aun así te deseo porque sin ti

soy el más insignificante de los mortales

 

Mi destino está marcado por las tinieblas

tenues y opacas de tus cruentos labios

y las ensombrecidas ojeras de tu mirar

 

Debajo de tu amplia capa

siento aquella malla negra de tus sueños

envolviéndome sin cesar

como viuda negra esperando

devorar mis juveniles carnes

 

Vampira mía

sáciate con mi sangre

y devora mi muerte

para que sigas viviendo

mil años más.

 

Latinoamérica

 

Hoy pensé en ti Latinoamérica

Como en esa joven virgen que se pasea

Moviendo la cintura al vaivén de mi suspiro

Miré lo ancho de tus bosques intocados

Bebí del mar cual savia salada de tu boca

Caminé sobre tus cónicas montañas

Pastando en tus prados dorados

Lamiendo el agua de tus cañaverales

 

Eres tú Latinoamérica toda amplia

Llena de anhelos

De sueños inconclusos

Queriendo ser mujer y

Descubriendo el amor y ser libre

 

Tanto deseo y se va al agua

Eres perseguida por quimeras

Deseada por otras manos

Atormentada en tus rincones

Aplastada por la barbarie

Desojada sin contemplaciones

 

Arrancaron tus cabellos

Te pisotearon

Te violaron

Y ahora te dejan malherida

Sin nada, deshabitada

 

Sola en el mundo

Te levantas y buscas cobijo

Acurrucada en una esquina

Esperas     Que tu cuerpo

Vuelva a florecer virgen

Llena de vida

Una   y mil veces…

 

En el fragor de los andes

Los ríos bajan teñidos de carmesí

Truenos artificiales ensordecen el paisaje

Los pájaros huyen desconcertados

Es el fin de las madrigueras de sueños

Entristecida la selva se deshoja

Gigantes de acero forrados de caucho

Te destrozan, te arañan

Te destajan sin piedad

Desvistiendo siglos de historia

La tierra de nuestros ancestros

Esquilmada va muriendo

 

En los ríos de animales

Muertos y agonizantes

Dejados a su desgarrador destino

Van navegando sinuosos hacia las aldeas

Llevando el designio de la muerte en

Sus contaminadas aguas putrefactas

Que son bebidas por la inocente población

Sin darse cuenta del dardo venenoso

De a poco sucumbirá su cuerpo

La inmortal alma ascenderá

Y la mortaja inerte será popular

 

Días de insania y desgracias

Cubrirán los cielos

El sol dejara de verse

Cada día que explote una carga

La nube irreparable trocará la vida

 

Las lomas gritarán su pena

Y escupirán sus maldiciones

Con fuego y noche

Todos los montes gritaran al unísono

Ensordecedor ruido que el humano llorará

Ella se levantará, protestando

Callada estuvo por miles de años

Ya se cansó de esperar

Ahora actuará

Y borrará de la faz

A los nefastos ingratos

Hijos mal paridos

De tu propias entrañas

Madre Gea

 

La chica Steampunk

 

Aquella tarde, por la calle Quillca entre libros y viejos vinilos, vi algo que me dejó inmóvil, era una joven, pero no era como las demás. No dejaba de mirarla; mi cuerpo se quedó como congelado al observarla, su cabello cortísimo, sus brazaletes de extrañas formas mecánicas, su collar con un búho echo de engranajes de relojería, caía delicadamente sobre su chaleco marrón de cuero añejado; su mirada enigmática y cautivadora emanaba de manera natural, sus ojos grandes y azulinos brillaban como zafiros de Ceilán.

Ella caminaba con un bolso …. despreocupada, como sin rumbo, como esperando que alguno se le cruzará en el camino e invitará a recorrer el mundo. Se la veía, como que estaba en un planeta muy diferente al que ella deseaba.

La gente, la miraba como bicho raro, algunos al verla pensarían que esta chica está media loca.

Los carros iban y venían con ruidosa marcha, claxon al viento, griteríos, olores a comida desvaneciéndose de los restaurantes aledaños.

A ella no le inmutaban esas máquinas, solo quería continuar su camino sin destino.

Vallejo caminaba por la acera lluviosa de esa Lima oscurecida, a cada paso dejaba caer una línea de algún poema que nunca publicaría, que se le escapaban de las manos como el recorrido de las gotas lluviosas que caían, por entre el ala inclinada de su sombrero mustio

Vallejo casi entumecido por el frío invernal de esta Lima calamitosa, daba pasos apenas, con dolores, con temores, sin saber cuál sería su destino esa noche, dudaba entre quedarse dormido bajo el portal de alguna iglesia mayor o bajo la sombra de un farol o de algún antiguo balcón limeño. la noche se hacía interminable, pero en la nublada Lima, aún seguía lloviendo

 

Joan Viva

Lima. Egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, primer libro “Poemas Faunos” (2009).

Ha participado en diversos Congresos de Escritores, Lecturas de Textos, Cafés Literarios, Festivales de Poesía, Encuentros de Escritores, etc.

Sus textos aparecen en el colectivo Despojados (1998), El Carnaval Cordial de las Distancias, junto a 138 poetas del mundo (2002); Ríos Viejos, Voces Nuevas (otros Aedas del milenio) (2003), “Revista Olandina: Joan Viva: Resonancias en su entorno Gris”, (Agosto 2004), “Los Ángeles También Cantan” Selección de 111 poetas de 17 países en voz y textos, Libro + DVD en MP3, (2006), “Los Amantes Vienen del Puerto” Antología Chimbote (2007), Revista Cultural AEPA (2007 y 2009), Antología Erótica Bendito sea tu cuerpo (2008), Antología Bitácora de Ruiseñores (2009), Antología Poética Latinoamericana, De Baigorrea con Amor (2009-2010 Argentina), Antología Arquitectos del Alba” (2009), Como verdes guitarras de Eucalipto Antología internacional (2010), Antología Virtual Poesía con Aroma a Café del Congreso Universal de Escritores (2018) entre otros.

Email: joanviva@hotmail.com  Web: www.joanviva.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *