Wiphala, un poema de Lucía Izquierdo

Literatura
noviembre 19, 2019

 

Por Lucía Izquierdo

Soñé con un médico que entendía de política
marxista
revolucionario
lunático extra-terrestre
aferrado a un idilio
que le costó la vida

y aún así
sostuvo la libertad entre sus manos rotas

Desperté y un Poeta gritaba a mi lado
me contó de Riomar
Torturadores
y el ansiado deseo de Volver…
volver el enfebrecido corazón
Cientos de seres marchitos
se llenaron de luz
ante las dicotómicas sombras
que marchan al ritmo
de un fascismo facsimilar
siniestro

Sueño y realidad se tornaron semilla
brote re-evolucionado
libertad empuñada
que rompe hasta la mandíbula
frente a la ráfaga humeante
de sangre hermana

Llueve en los brazos enlazados
en los ojos enlutados
en los cuerpos mancillados
en recuerdos arrebatados

Trenzas que luchan
pierden los ojos
después de contemplar la luz

Nos han arrebatado a las niñas
la paz
los nombres
que heredamos de ancestros
que perdieron de todo
que ya antes
se rompieron hasta el llanto
para darnos un futuro habitable

Nos han arrebatado los ojos
y seguimos vigilando al horizonte
Nos disparan en la nuca
porque la cobardía
no alcanza nuestra mirada

Marianas posmodernas
aferran poderosas
el Wiphala
bordado con sangre e historia
con memorias de otras luchas
que son la misma
Albergan en sus manos
el abrazo pendiente
entre los desaparecidos
los muertos
y los que seguimos en busca
los que nombramos
los que gritamos
hasta quedarnos sin voz
Hasta recuperar a los padres
a los hijos
a los hermanos
Hasta que la dignidad
pueda volverse costumbre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *