Selección poética del escritor veracruzano Pablo Gross Herrera

Literatura
julio 30, 2020

Contigo

 

Todas las palabras,
lo dicho,
lo que se queda dentro de nosotros;
las noches,
las lágrimas,
las siestas.
Nosotros.
Todo se balancea en el borde de tus ojos.

Porque he comprendido
que la vorágine de la vida
es la constante del amor,
y el balance estriba en no desistir.

Porque lo perfectible nunca será perfecto,
y lo imperfecto que radica en nosotros
es sólo un recordatorio
de todo lo que podremos llegar a ser.

En un futuro
en el que sigues mordiendo tus uñas,
jalando tus cabellos, apretando los puños,
he comprendido
que nada ha de cambiar
pues la vida nos acompaña
desde que soy contigo.

 

Betelgeuse

 

 

Quizás alguna vez fuimos
la estrella más vetusta de Orión,
e iluminamos todo el cielo nocturno.

Nunca conocimos la parsimonia,
no conocimos la vida en calma.

El alfa está a cientos de años luz de aquí.
Tú estás a unos kilómetros,
y, sin embargo, te veo junto a Betelgeuse.

Si esta es la última noche,
dejemos que esto muera
como mueren las estrellas.

Irnos consumiendo,
ser la mitad de lo que fuimos,
y terminar siendo enanas rojas.
Que nuestros núcleos inestables
terminen por quebrarnos.

Dejemos que la implosión
ilumine el cielo nocturno
una última noche
por todas las noches.

 

Hay un hombre sentado a la sombra de este poema

 

Hay un hombre sentado a la sombra de este poema,
visita los muelles oscuros en pleamar
y se recuesta en la crujiente madera putrefacta.
sus piernas caen y se balancean entre los versos y el vacío.

Un hombre sonríe a la sombra de este poema,
No ve nada más allá de sus manos,
pero la inmensidad de lo desconocido
lo hace sentir tan pequeño,
que se vuelve indestructible.

Un hombre lleva en su espalda el ancla de este poema,
y ante la pesadumbre se arrodilla
mientras las olas son rotas por las piedras
de los recuerdos vahídos.

Un hombre piensa que la magnitud de este poema
mantiene guerras encarnizadas
con los faros rotos por el tiempo,
y que decir “vida” es sólo un eufemismo de la soledad.

Ese hombre que habita en este poema
alguna vez soñó prender las luces,
pero prefirió el ocaso en el muelle.

Este hombre vio barcos estrellarse
ante fúricas tempestades entre penumbras,
y antes de pensar en embarcarse
contempló desde tierra firme las embarcaciones.

El destino de este hombre
pelea siempre
entre pudrirse en la madera
o ahogarse en esas aguas
que ahora tiene marea alta.

Infausta figura oscura.
ahora sólo le queda decidir
con qué muerte sorteará la vida.

 

El misterio en sus ojos

 

Llega siempre con esas gafas oscuras,
esboza una sonrisa relajada,
como quien encuentra el Sol en un día nublado.

Se sienta tranquila en la mesa,
toma notas y ríe,
Ignora las tempestades y los charcos.

Su mirada dice otra cosa.

Ojos párvulos que lo han visto todo,
miradas vacías que integran un cosmos,
y son el ápice de la nada.

Sólo Dios sabe qué esconde detrás de su mirada.
Yo me conformo con contemplar
ese misterio en sus ojos.

 

Esta noche

 

Esta noche, los mares han retraído su paso,
y las montañas de arena endurecida
se asoman victoriosas ante la marea.

Esta noche, las tormentas son recordatorios
de un pasado que mojaron las gotas
infaustas en tu memoria.

Es en esta noche en que los naufragios
encallan en los arrecifes del olvido.
Es esta noche en que puedo dejarte ir.

Es esta noche cuando más te quiero.

 

Ella duerme

 

Mientras duerme,
las constelaciones se presentan brillantes,
y la oscuridad ronda entre los árboles del parque.

Autos transitan las calles averiadas,
luces parpadean para dejarnos en penumbras.

Todo pasa
mientras la miro soñar,
dar vueltas a la cama,
y le regalo mi mundo en un solo suspiro.

Todo eso pasa
mientras ella duerme.

En abstracto

 

Porque no siempre podemos palpar
la carne de las ideas,
y lo intangible sufre
la suerte de las transmutaciones,
algunas veces,
en abstracto,
incorpóreo,
podremos decir
que entendemos
este accidente
llamado vida.

 

Amoral

 

Hoy,
sin eufemismos,
amoral,
me has visto convertido en humano.

He dejado la apoteosis
en un cúmulo de huesos y tendones,
tangible, como amarga es la cicuta.

Si todo falla, mi amor,
recuerda que mis errores
palpan las estrías de los árboles,
y que mis pasos siguen la marcha
de todos los caminos cubiertos con sarro.

Esta noche soy más humano,
y hemos de festejar el triunfo natural
del instinto.

 

 

Pablo Gross Herrera nació en Orizaba, Veracruz el 4 de enero de 1997. Egresado de la Escuela Libre de Derecho de Puebla en el año 2020. En el año 2015 fue invitado por el Congreso de los Estados Unidos de América para participar en el programa Global Young Leaders Conference en las ciudades de Washington, D.C. y Nueva York.
Autor del libro “El discurso del silencio”, y coautor de dos libros: Vorágine Novel y Fuego aliento. Es editor y corrector de estilo y sintaxis en la editorial Alcorce Ediciones. Ha participado en varias lecturas públicas en el estado de Puebla y en la Ciudad de México. Fue participante de la Feria Iberoamericana del Libro de Orizaba 2020. Asimismo, es el orador oficial de la Escuela Libre de Derecho de Puebla desde el año 2016.
También fungió como evaluador en el evento de cultura del Instituto Culinario de México, A.C. en 2017.
Ha sido, a su vez, presentador de diversos libros de poesía y de narrativa. En el año 2013 obtuvo la mención honorífica en el Primer Concurso de Poesía D’Amicis, y ha impartido un taller en el Liceo Británico de México acerca de la poesía.
Ha impartido conferencias, como “El punto de vista de occidente frente a medio oriente”, en la Universidad de América Latina, UDAL.
Dentro de su formación jurídica, ha practicado en las áreas civil, penal, mercantil, fiscal y familiar, cursó su servicio social en la segunda sala de lo civil del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla, bajo la ponencia del magistrado Bernardo Mendiolea Vega, y actualmente trabaja en el despacho fiscal contable Ibarra Barajas Abogados, S.C.
Ha tenido aparición en medios en diversas ocasiones, como una entrevista en Orgullo Libre, Radio en Redes, Periódico Ya, Trovarte TV, Pármenas Radio, Círculo de Poesía y la página web del gobierno municipal de Tehuacán.
Por último, dentro de su experiencia en la sociedad civil, encabezó, junto con otros estudiantes, la marcha estudiantil más grande del estado de Puebla. Ha colaborado con las asociaciones civiles Manos para Construir, Adelante Jóvenes por la Patria y Ateneo Nacional de la Juventud, A.C. además de ser el coordinador de una precampaña de diputación local.

 

 

 

1 thought on “Selección poética del escritor veracruzano Pablo Gross Herrera”

  1. Gabriela Gross ojeda dice:

    Frescura y profundidad joven

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *