Tres poemas

Literatura
junio 12, 2019

 

Por Ulises Paniagua Olivares

 

Literatura es monasterio

 

Siente el dolor ( Estudia la lluvia

Fuma la montaña a galope

Sortea la muerte

Destrózate el pulmón en tanta vida

Ahora que entiendes ( Vuelve a la página

Calla ( Vuelve a la página

y escribe.

 

 

Vivo solo

Tigre soy, de rudo destino

A nadie debo el fuego de la presencia

¿Que soy salvaje?

Tanto como mis garras enredadas en lo oscuro

Mujo y rujo

y con las zarpas digo sí

digo sí y soy salvaje

¿Qué si soy solo?

¿A quién le incomoda el eco entre la nieve?

Bestia entregada al alfabeto de lo bello

Tigre–sombra de tiempo

Signo claroscuro

Tigre soy, de rudo destino

Digo sí

Digo sí y soy salvaje.

 

 

Oficio del réprobo

No ignores al poeta

que entona hambre

a la salida del supermercado

Cuando ama lo que señala y lo que no

No niegues sus ajados pies

la lúcida mente entre latas de conserva

No subestimes la muerte en sus retinas

la daga entre versos y artículos varios

No acalles la experiencia transmutada

El agujero en los bolsillos

la torre en sombra que erige su carta verdadera

Puede ser así:

como quien recoge maravillas

En una ciudad desnuda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *