Selección poética de la escritora Tzuara De Luna

Literatura
abril 13, 2020

 

Por Tzuara De Luna

 

Naval femenino

Circulito divisorio de las olas
y beligerancia constante de lo dicho
que retorna en su silencio enfierezada.
Mujer, sumergida entre grafemas,
nadadora de lo que no es tuyo,
de lo cotidiano y lo lacustre,
sirena inapropiada de lo estéril:
busca nuevas aguas y sumérgete
primero en ti, mujer.

 

Estructura

Cuerpo nuestro,
clase tierna y blanca,
consistencia cemental de lo malmorfo
y criaturita compuesta por huidas
(Herida es el nombre de la especie).

Cuerpo membranoso y celuloide,
como reino construido a mano alzada,
como ser que apenas se sostiene,
porque a esta plegadura todo importa
y a sus pieles la conforman los derrumbes.

 

 

Para la tripulación

Ser hoja en el agua,
hoja que habita empapada la incertidumbre,
membrana querubina de los ciclos
y amante de una onda transversal
que atraviesa el océano
para llegar a ninguna parte.

Dejarse ir de náufrago en agonía
o paloma buscando el inicio del Atlántico,
un resquicio jugando a ser velero,
un diente de león hundido entre los mares.

(Existencia es aquello que sobra
cuando sueñan los charcos de colores
a ser el piélago del mundo).

Por eso las hojas llegan a las aguas,
para dejar azulados sus pliegues
y echarse a lo intermitente y lo marítimo.

Nunca hallaremos tierra firme.

 

Fotografía: Tzuara De Luna

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *